Monthly Archives: April 2010

El piojo en el Dragón

(o el Dragón y el piojo)

El pobre piojo se le acerca al Dragón con un planteo idiota.
El pobre piojo en su cueva sigue,
en sus delirios de grandeza se sumerge,
en su mundillo de tristes recuerdos.

El Dragón ríe.
Quisiera tener tiempo para responder,
para jugar un rato al gato y el ratón.
El Dragón vuelve a reír.

El pobre piojo siempre se creyó el perro,
al pobre piojo el Dragón le hizo creer que era importante.
Pero era solo una rascada momentánea.
El pobre piojo se sigue dando importancia.

El Dragón ríe, no para de reír.
El Dragón de fuego ya tiene su par,
vuela en otro universo,
vuela.

El piojo sigue enterrado donde nació.

(el Dragón, cuando recuerda, ríe)

Nutshell and the Universe. (from the Universe in a Nutshell)

Ella lo llama, repentinamente, al trabajo. Con un tono de voz de apuro, como de importancia.

“No me parece coincidencia todo esto que está pasando en el planeta..”

“Qué cosa, amor?”

“Tenemos que hacer algo. El mes que viene vamos al sitio a concretar lo de la casita allá arriba”

“De qué hablás, amor?”, metido, entrecortado en medio de la generación de relatorios a la que dedica gran parte de su día.

“Negro, esto que está está pasando no es normal. Son demasiadas cosas juntas, nada tiene que ver con la ecología. Nos vamos.”

“Ok. “, colgó y entendió. Ellos se entienden bien en esas cuestiones. Demasiado bien.

Hay personas que entienden por lógica. Otras por raciocinio, otras por sensación y otras se acuerdan. Ella entiende demasiado. Recién ahora que está queriendo poner las piezas del rompecabezas juntas. Siempre deseó no entender mas allá de la alienación social. Tal vez por miedo a descubrir mas allá.

Ahora el miedo se disipa. Aquella realidad que no quizo ver, ni descubrir y mucho menos entender, comienza a emerger mucho peor de lo que temía. De lo que sospechaba antes. Pero el miedo es menor, mucho menor, al que se enfrentaba antes. Preparó el camino sigilosamente, y casi sin darse cuenta, dejándose llevar por el instinto y las sensaciones.

Ya no hay nada que temer, y mucho por aprender y enfrentar.

La generación de agujeros negros por el equipo de científicos en Ginebra no puede estar tan ajeno a grandes cambios.. No en su cabeza.

Vamos a observar, vamos a investigar y a reaccionar al respecto.

Estamos a tiempo?