El piojo en el Dragón

(o el Dragón y el piojo)

El pobre piojo se le acerca al Dragón con un planteo idiota.
El pobre piojo en su cueva sigue,
en sus delirios de grandeza se sumerge,
en su mundillo de tristes recuerdos.

El Dragón ríe.
Quisiera tener tiempo para responder,
para jugar un rato al gato y el ratón.
El Dragón vuelve a reír.

El pobre piojo siempre se creyó el perro,
al pobre piojo el Dragón le hizo creer que era importante.
Pero era solo una rascada momentánea.
El pobre piojo se sigue dando importancia.

El Dragón ríe, no para de reír.
El Dragón de fuego ya tiene su par,
vuela en otro universo,
vuela.

El piojo sigue enterrado donde nació.

(el Dragón, cuando recuerda, ríe)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: