Monthly Archives: September 2010

La luna que descubrí ayer (poema de Fernando Pessoa)

Para ser grande, sê inteiro: nada
Nada teu exagera ou exclui.
Seja todo em cada coisa. Põe quanto és
No mínimo que fazes.
Assim em cada lagoa a lua toda
Brilha, porque alta vive.

Advertisements

Sybok and the Wheel of Life


(de tanta paranoia cibernética infundada, termino demorando horrores para recordar la contraseña de cada site)

Será que vale la pena tanto site? Facebook, Linkedin, wordpress, skype.. etc.

Descubrí que conocía a Sybok hace un par de días.

La capacidad de un ser humano – el Sybok que descubrí que conozco es humano – de traer a superficie aquello que nos guardamos, que tememos, que dejamos almacenado lejos para que nadie lo descubra, principalmente sin un motivo en especial o aparente, es lo que más me tiene intrigada del personaje en cuestión.

La energía que emana, que genera, es tan englobante, abrazadora y abarcativa, que muchas veces asusta. Me pregunto, y le preguntaré a Sybok porque no hace uso de ese poder para causas mayores?

Todo esto viene a colación en momentos de cambios ajenos, que han generado una instrospección interna interesante. Todos en crisis, en cambios.. yo? no. Pero porqué no aprovechar el envión ajeno?

En aquella ola energética tuve gratas sorpresas. A partir de un error repetido, conseguí sellarlo definitivamente. A partir del foco y la atención, descubri atributos, virtudes tal vez, muy alentadoras. El eterno pánico a la pérdida de tiempo quedó enterrado, olvidado, convertido en trizas. No existe mas.

Una nueva etapa comienza. Con cimientos sólidos, pero evitando el culto al ego, el culto al dualismo, y en linea recta a la vacuidad real, y no ideal.

Cuál es la participación de Sybok en este proceso? Una analogía a esa respuesta sería con esta frase: “estoy en el país correcto en el momento correcto, y no por casualidad”.

En la línea ilusoria en la que nos encontramos, y todo lo que aquello comprende, no creo en que la información sea el punto último, o primero, pero su rol en la máquina Samsárica es fundamental.

Somos consecuencia de nuestras propias decisiones. It’s a fact.