Casi el primer día de trabajo

Noche anterior al primer día de trabajo del año,
espíritu que no se sumerge en sueños.

Hacía tanto tiempo que la cabeza descansaba en delirios y raciocinios,
la mente que había olvidado la palabra insomio.

Lejos está de serlo,
pareciera que simplemente el sueño no quisiera entrelazarse en mente y alma.

Un libro, quizás.
Un vaso con agua,
una caricia al gato.
La mala y los mantras,
las decisiones tomadas,
el coraje del amanecer.

Acá te espero, entre dos almohadas.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: