Monthly Archives: March 2011

Atitude

Esperaba en la fila del supermercado camino a casa. Observaba a la mujer en la caja con su sonrisa fresca, sin apuro, cobrar, relojear y guardar los objetos de los clientes, uno a uno, en las bolsas.

Todo el resto en la fila esperando.

Ningún personaje siquiera intentó guardar sus propias cosas.

Llegó mi turno, y evitando darle relieve al hábito que me hace guardar mis compras:

“Oi”.
“Boa tarde”, respondió.
“Nenhum cliente te ajuda a guardar as coisas?”, pregunté curiosa.
“Dificilmente”, me devolvió con una sonrisa.

Seguí camino a casa, intrigada.

Advertisements

Lineas

Delineo tu rostro con delicadeza,
comprendo cada gesto, cada movimiento.

Decílo, no asusta ni duele.

Usa las palabras medidas,
pensadas, certeras.

El temperamento es real.

Deceit, bluff, mystification


She told him once, not long ago: “I much rather be bluffed again and again, than live under a strong paranoia.”

Bad faith and subterfuge still surprise her, fill her eyes with tears in an urge to explode. But then again and again the pain of being a victim of deception is a relieve. It reminds her what a big step it was to make that old decision. “I will be an idiot, I will be happy”.

When she remembers her friend’s words she wonders why he would call himself her friend: she warned him “words have a meaning”. He used his powers, speechless words. He was subtlety guileful. She was hurt, but she is happy.

Relieved.

My world, my way


Pequeño, pícaro, vivaracho. De chiquitito se hacía el distraído, hubo quienes creyeron que tuviera problemas para escuchar.

Quien lo parió escucha blues el viernes lluvioso, y prepara la fiesta tosca. Tosca ella, tosca la fiesta. “Deberían mandar a los bebés con manual de cómo organizar fiestas infantiles”, piensa, casi murmura por lo bajo, seria.

Para un poco, presta atención al blues. Se va para algún bar en Chicago, con una banda de blues clásica, un cigarrillo y buena compañía. Vuelve al living de la casa, sigue con la preparación de la fiestita. Murmura por lo bajo, “dónde está el manual de cómo ser como se quiere ser, sin dejar de serlo?”.

Ella lo trajo al mundo de percepción conceptual dual. Él disfruta su existencia pisando fuerte, abriendo caminos, marcando territorio y explorando otros.

Marioneta de payaso


No le gusta ser marioneta de payaso,
ya se lo dijo.

Mandó el mensaje. Luego,
la marea silenciosa de la indiferencia invadió el universo.

Meteoritos, estrellas fugaces
y mas silencio.

El camino pedregoso bifurcado se pierde en el atardecer;
es tan bonito él, tan distinto.

El día anterior al terremoto en Japón buscaba pasajes de São Paulo a Tokio, y de Tokio a Kyoto. La ruta está rota, y el destino corrompe cada paso migrañoso, como a los gritos, queriendo de una vez por todas anclar en su suelo de tatami natural, ventanales amplios y luminosos, paisajes de bambúes y silencio paradisíaco.

La marioneta corta los hilos y se sienta en la vereda:
Apenas unos minutos para observar lo que viene.
Esboza una sonrisa.
Es libre, es felíz.

Chinito

La delicadeza de las líneas perfectas,
luz emana del epicentro.
Chinito bello, alegre.

Crece con el tiempo,
esculpe el gusto y su sonrisa.
Chinito de las carencias de erres,
de risa a carcajadas,
respuestas perfectas.

Compañero de 5 años de vaivenes.
Resorte de energía expansiva,
sin rencores, sin tiempo.

Chinito lindo.

Mujer

Abraza el aire vacío,
mira al infinito en sus perpetuos recorridos.
Aquella penumbra interrumpe la reflexión,
invade la somnolencia vespertina.
Su figura cae al vacío sin pedir consentimiento,
poesía que no armoniza,
ella se convierte en trovadora furtiva.

Cansada de la sinuosidad del destino,
el tiempo se convierte en su pacto mas íntimo.
Mujer de la ventura no escrita ni esperada,
mártir de su accionar,
melancólica de lo que no pasó.

Mujer recia,
de andar alevoso.

Riesgo


Abre los ojos,
llama la atención el benteveo novelesco,
apretada entre los varios bultos, lee.
Sonrisa que se escapa,
brisa prematura.

Arranca, roba, diluye el tiempo,
otro vuelo, otra ausencia íntegra.
En presencia actúa,
mares de teatros y cálculos.

Imagina sus manos através del eterno,
acaricia la idea del sonido granítico.

Caminata de pétalos de rosa blanca,
escasez de aroma,
emancipado a la imaginación,
camina, tantea, suelta ideas,
abstención a la osadía.