Marioneta de payaso


No le gusta ser marioneta de payaso,
ya se lo dijo.

Mandó el mensaje. Luego,
la marea silenciosa de la indiferencia invadió el universo.

Meteoritos, estrellas fugaces
y mas silencio.

El camino pedregoso bifurcado se pierde en el atardecer;
es tan bonito él, tan distinto.

El día anterior al terremoto en Japón buscaba pasajes de São Paulo a Tokio, y de Tokio a Kyoto. La ruta está rota, y el destino corrompe cada paso migrañoso, como a los gritos, queriendo de una vez por todas anclar en su suelo de tatami natural, ventanales amplios y luminosos, paisajes de bambúes y silencio paradisíaco.

La marioneta corta los hilos y se sienta en la vereda:
Apenas unos minutos para observar lo que viene.
Esboza una sonrisa.
Es libre, es felíz.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Advertisements
%d bloggers like this: