My world, my way


Pequeño, pícaro, vivaracho. De chiquitito se hacía el distraído, hubo quienes creyeron que tuviera problemas para escuchar.

Quien lo parió escucha blues el viernes lluvioso, y prepara la fiesta tosca. Tosca ella, tosca la fiesta. “Deberían mandar a los bebés con manual de cómo organizar fiestas infantiles”, piensa, casi murmura por lo bajo, seria.

Para un poco, presta atención al blues. Se va para algún bar en Chicago, con una banda de blues clásica, un cigarrillo y buena compañía. Vuelve al living de la casa, sigue con la preparación de la fiestita. Murmura por lo bajo, “dónde está el manual de cómo ser como se quiere ser, sin dejar de serlo?”.

Ella lo trajo al mundo de percepción conceptual dual. Él disfruta su existencia pisando fuerte, abriendo caminos, marcando territorio y explorando otros.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Advertisements
%d bloggers like this: