Mundo – el comienzo de todo

El primer texto fue un cuento en mi diario de cuando era tan chiquita, que ni recuerdo el año.

Mi madre me había regalado un diario para contar mis días, y para mi esas hojas en blanco fueron un tesoro al cual no lo entendi para vanalidad diaria. Decidí, entonces, escribir mi primer cuento.

Pero si recuerdo cuando conconscientemente empecé a escribir sobre el mundo. Tenía 11 años y me angustiaba que el planeta girase y empeorase.

No tenía edad para semejante angustia, fui consciente de eso muchos años después – cuando el mundo se plantó ante mis pies y decidí abrazarlo, vivirlo y entenderlo -.

Hoy, mas de 25 años después de comenzar ese viaje por el estudio humano, siento que recién comienzo. Se que en lo simple y genuino se encuentra lo real.

Dejamos de conocernos como seres. En algún momento los humanos decidimos dejar de serlo, de escucharnos a nosotros mismos, de comprender el verdadero potencial como seres sintientes.

También aprendí y descubrí que la mayoría no hace al todo. Que en cada canto existe algún loco como yo que es, que se permite ser y hacer con genuinidad, que le sonríe a los impulsos, que ama y se deja amar, que no para de crecer ni de aprender.

En cada rinconcito existe un loco, minoría escondida y ni tanto, que se mezcla en el común y lo transforma en especial.

Como aquel barcito de madera, con 3 mesas, poca gente, un buen jazz y conversaciones de madrugada.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Advertisements
%d bloggers like this: