Monthly Archives: June 2014

Te aprendí a querer de a poquito.
Fuiste el que mas tiempo llevó para entrar en mi corazón.
No estabas en mis planes, nunca estuviste, pero fuiste elejido y adoptado.
Te conocía y resistía.

Hoy sos mi tierra, Brasil.
Así te llamo y considero.

Y hoy me duele, como si hubiera nacido acá, que no hayas querido ser lo grande que merece tu historia, tu gente, tu música y espíritu guerrero.

Fútbol, fútbol, fútbol…

A pocos, tan pocos, días de la pelota rodar,
el extranjero que llega de sonrisa tatuada a tu ciudad,
la adrenalina que nos despierta antes de la alarma tocar,
los colores del cielo que me sacan el aliento,
anudan la garganta y disimuladamente dejan escapar la lágrima.

Empieza el mundial, 
y el motivo por el que me dejé seducir por el fútbol:
un mundo unido en una emoción histérica y colectiva.

¡Que ruede la pelota!
¡Vamos a dejarnos enloquecer y perder la consciencia para celebrar que somos simplemente humanos!

Viene

Comienza el Ramadan de cada 4 años,
Estamos todos pendientes de la pelota rodar,
De nuestro aliento perderse en la emoción de los colores que nos ven nacer.
La adrenalina que nos olvida del negocio
Cubre cada sentido.

Pero para mi hay mas.

El abrazo mas esperado
El mejor amigo
El compañero de epopeyas
Las carcajadas
Los silencios llenos de mensajes.

Viene. Él viene.

Hace años posté una lista de eventos y características que componen una vida que viene siendo ecléctica.

No contaba sumar conseguirle casa a un jugador de selección nacional, mucho menos conocerlos.
No contaba con la sincera autodeclaración del masoquismo y sadismo que hace parte del deporte de escalar rocas y montañas.

Y ahora, frente a un mar de nuevas oportunidades y objetivos, me pregunto si la vida continuará dando sorpresas y si la otra mitad que falta presentará el coraje para cumplir mi gran sueño de escribir una novela.

Qué pasó? El navío jamás se hunde, apaga un motor y alza la vela abrazando al viento virgen.