Hace años posté una lista de eventos y características que componen una vida que viene siendo ecléctica.

No contaba sumar conseguirle casa a un jugador de selección nacional, mucho menos conocerlos.
No contaba con la sincera autodeclaración del masoquismo y sadismo que hace parte del deporte de escalar rocas y montañas.

Y ahora, frente a un mar de nuevas oportunidades y objetivos, me pregunto si la vida continuará dando sorpresas y si la otra mitad que falta presentará el coraje para cumplir mi gran sueño de escribir una novela.

Qué pasó? El navío jamás se hunde, apaga un motor y alza la vela abrazando al viento virgen.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Advertisements
%d bloggers like this: