Monthly Archives: July 2014

Hay tantas formas de amar
Uno las imagina todas ellas,
Creyendo que son contadas,
Y que el amor es infinito en cada una de ellas.

Hay tantas formas de amar
Y la realidad es que es imposible conocerlas, imposible si nos abrimos a abrazar la vida en su plenitud y con toda la pasión.

Hay tantas formas de amar siempre que entendamos que cada una de ellas es finita.
Que puede ser eterna o efímera
Cerca o lejos
Racional o ilógica
Corporal o mental
De años o días
De cuerpo, alma, corazón
O ninguno de ellos.

Hay tantas formas de amar,
Que puede ser simplemente un deseo.
El deseo que estés acá.

Imagináte una historia y vivíla

Primero soy.
¿Entonces pienso o hago?

El capitán ya me enseño y al maestro se le hace caso. “No pienses tanto y actuá”, me dijo allá lejos y hace tiempo.

Suena “Islands” de King Crimson y la mente cruza el charco, el cuerpo vacila y decide.

¿Una historia con final felíz?

Y brindo esta noche, así
En silencio pero en tu honor.
Me pediste que sea una bien frapé por vos,
Y acá la tengo.
Allá lejos, con algunas frases livianas
Con alegría simple
Con humildad firme y segura
Sin ni siquiera escucharte,
Pero lo suficiente para el brindis.

Lo suficiente para darle un puntapié a mi sonrisa plena que tan yo es.

Saudade

20140712-212636-77196487.jpg
La palabra mas bonita en portugués es “saudade”. Quiere decir que uno siente nostalgia y extraña a alguien o algo. Que siente su falta profundamente.

Siento saudade, fuerte y tanto que duele el pecho, de Argentina.

Mañana será el gran acontecimiento: cuarta vez en mi vida que vivo una final de mundial. Tercera contra Alemania.

Y Alemania, cultura compartida de infancia. Y Alemania, donde te vi perder cuando vivía en el medio de la nada, en mi querida Córdoba.

Y nuevamente Alemania, donde hoy respiro aires de inmigrante hermano, donde la hostilidad futbolera reina contra mis colores.

Y Argentina, tierra baqueteada, maltratada, de gentes alegres, viveza criolla, paraísos terrenales, hombres lindos y mujeres esqueléticas.

Argentina, bandera color cielo con una nube que recuerda que todo puede ser mejor.

Argentina, tierra de inmigrantes, que le da las bienvenidas a la alegría efímera y eterna.

Argentina, mi querida, mi escencia, mi alma. Mi tierra.

Aliento compartido

Y aquel momento donde postas el aliento a tus colores, a tu tierra, y quienes comparten tu alegría son aquellos nacidos de otras fronteras.

Un mundo unido. Una pelota que rueda, la alegría alienada que todo lo permite.