Plaga, peste.

Cansa la alienación ajena brotada como peste, el malentendido.

Suspiro de esperanza.
Suspiro de vez en cuando mirando a la luna que tan mía es y tan lejos está hoy de llena.

Soy humana. Y tan humana que la vida se convirtió en un cuento cuando la asumí propia, allá lejos y hace tiempo.

Un cuento, el cuento.
Tantos cuentos.
Los contados o por contar.

Suspiro, largo y tendido, con la esperanza de despertar en un mundo donde la sonrisa es auténtica, brotada como plaga contagiosa. (Y donde yo la observo y absorvo, pero no genero)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: