Monthly Archives: June 2011

Dama de hierro, espíritu de chocolate.


Son elecciones, todas
Erradas, algunas
El amanecer de estos días trae un aire diferente,
Una despertada fría, abrupta
La sonrisa no se borra del rostro, (claro que no)
Pero el esfuerzo es un poco mayor,
El peso del pasado no es irrelevante,
La experiencia suma,
Las ganas restan,
La humanidad muestra y demuestra que tenías razón
(que en tu cueva se anidan los recursos)

No me resigno, nunca.

Una dama de hierro crece por dentro,
Los valores son tatuados en el alma,
La sonrisa no será mas dibujada, (es auténtica, natural)
Y te la debo a vos, (pequeño ser)
Y es por vos y por todo lo demás.

Desde lo más ondo,
Un despertar de realidad,
Una repentina autorealización.

Hoy comienza el resto de la vida.

Hoy me levanté cansada de las personas
De la humanidad casi toda
Hoy te entiendo más que siempre
Te escucho más que nunca (desde tu cueva)
Así y todo no dejo desacelerar ni el tranco
Ni el paso, ni la sonrisa espontánea.

No le daré ese lujo a la seriedad
Ni a la mediocridad
Ni a los buitres pasajeros.

La vida es bella
oh, yes.

Advertisements

Paraguas especiales

En Porto Alegre los paraguas deberían ser más angostos,
entubados.
No existe la idea de espacio entre las personas,
por lo cual cuando llueve y se usan los paraguas,
no da para caminar.

Me enamoré

Heterónimos les llaman,
varios en uno, pero separados, independientes y pendientes.

Conocí a Alberto Caeiro una mañana en São Paulo,
pero mis ojos, en esa ocasión, parpadearon por Ricardo Reis.

Alberto volvió a tocar la puerta una noche en casa,
y confieso amor puro y pasión a segunda vista por él.

Amor pasajero?
intenso, loco, sin sentido.
No sé.

Estos días me acompaña a todos lados,
me abre las puertas, me describe el clima al salir de casa,
me llama la atención para no dejar de prestar atención en los árboles al caminar.

Pasajero tal vez,
verdadero y profundo, seguro.

Tagged , ,