Monthly Archives: April 2017

I Put A Spell On You

Poesía es mensaje
poesía es música
es instintiva
es pensada.

Me siento en un banco en Puerto Madero un otoño hace muchos años.
Me siento en ese banco y escucho a Piazzola con su bandoneón.
Al sentarme en ese banco tatúo un momento que se repetirá en mi memoria mas de 15 años después,
de la nada,
por casualidad,
por conexiones semánticas que atraviesan océanos,
naciones,
casualidades,
karmas y destinos.

Hoy decidí hacer de esas casualidades una utopía motivadora.

Porque hoy voy y vengo en tiempo y espacio,
combinando pasiones y deseos,
imaginando ilusiones imposibles,
y haciendo de ellas lo que resta.

Resigno al destino lo que sea,
lo que quiera,
me siento al costado del existir
y te observo en silencio.

(y aprendo)

Advertisements

¿Que porqué escribimos?

Abrí tu página y quedó así, abierta,
porque saludaste y me distraje, brujo.

Pasaron ¿qué? ¿segundos? ¿horas?
No sé
Pasó un buen rato y me olvidé.

Y puse música,
y me puse a trabajar,
y me puse a admirar una noche
un rato con la vida,
y me acordé, y puse el mouse en tu ventana y la leí.

¿Puedo ser sincera?
No sabía a donde ir,
por donde empezar,
inclusive si empezar.

Pasé el mouse por acá y allá
“Porque escrevemos?” decía la primera oración.

¿Y porqué escribís vos?
¿Porqué escribo yo?

Desde tan chica que no sé existir sin hacerlo,
hace tanto que ni sé como se vive sin palabras recitadas en un papel,
en una página
en el aire
acá.

Lo que no te dije
cuando me contaste de tu dolor
es que hace mucho que no escribo por angustia
desgracia
o problema.

¿Porqué escribo?

Por amor,
por vida,
por sonrisa,
por mi hijo,
por ayer,
por hoy,
para siempre.

La Mochila

Cuánto conversamos con nosotros mismos para convencernos,
para nortearnos,
inclusive para tatuar en palabras conquistas y fracasos.

Difícil diferenciar en el día a día cual de esas razones motivan nuestro diálogo interno.

Devemos, eso si, policiarnos constantemente.

Me pregunto cuanto será que ese constante policiamiento afecte al hedonismo necesario para reír naturalmente ante cada pequeña alegría diaria.

Sí sé que busco ese equilibrio,
asumiendo los riesgos del error,
aprendiendo del dolor,
abrazando los triunfos como sólidos y eternos.

A veces demoramos un poco más que otras veces, si.
A veces demoro mucho más de lo que mi lógica me permite,
pero sacarse de encima mochilas pesadas es, y deve ser, siempre celebrado como un triunfo.
Sea el asunto que sea,
el motivo que sea,
la razón que sea.

Porque es nuestra obligación,
como seres humanos,
ser siempre honestos a nuestros valores más básicos y fundamentales.

Imagináte

“Imagina como se sente ser estrangeiro na própria terra”, me dijo.

Imagináte como se siente una cuando ve
cuando observa
cuando lee
cuando tiene claridad absoluta de entendimiento
y al silencio interno corren las certezas.

Imagináte como se siente una cuando mira para todos lados
y cuando en ningún lado de su generación
hay conexión
hay satisfacción
hay realización.

Imagináte como se siente una
una que siente, y mucho,
una de cuarenta
como se siente cuando mira a las de cuarenta
o cuarenta y pico
intenta atravesar la superficie
lo logra
y debajo no hay nada.

Imagináte
Pensáte
Observáte
Miráte
Abrazáte
Conectáte.